Opinión

VERDADES Y NOTICIAS NO SON LO MISMO

Gerson Hernández Mecalco*

“Respeto tu opinión y me alegra que la compartas conmigo, pero eso no va a cambiar la mía”, afirma la presidenta de EE.U.U. Claire Underwood en la sexta temporada de House of Cards. Con las noticias pasa lo mismo, éstas tienen la misión de señalar sucesos, mientras que las verdades de difundir a la luz hechos ocultos y proporcionarnos una imagen de la realidad, con la cual podemos actuar, concluyó el periodista Walter Lippman en 1922 en su clásico libro La opinión pública, considerada una de las obras que explican ¿Qué es la opinión pública? ¿Es correcto pensar que las verdades y las noticias sólo coinciden en aquellos puntos en que las condiciones sociales adoptan una realidad clara? ¿Éstos solo representan un porcentaje mínimo de la vida? Pero mejor vamos por partes:

Los periódicos. Hay una regla y es que los directores de periódicos son los máximos responsables de su opinión sobre la fiabilidad de las fuentes, aseguraba Lippman. Pero, sus versiones de la verdad son eso, versiones, sus opiniones se basan en estereotipos personales, códigos y sus intereses. En otras palabras, la objetividad no existe, por tanto los lectores de noticias tenemos que saber que cuando consumimos información de cualquier medio estamos viendo el mundo a través de unas lentes subjetivas y no podremos negar que son objetos construidos con cristales de muchos colores que manchan el blanco resplandor de la realidad.

¿Generadores de violencia? Esta semana conoceremos el resultado de las elecciones intermedias en E.E.U.U, lo que sabemos desde hoy es que Donald Trump y los medios están empatados en ser los responsables de la violencia en EE.U.U de acuerdo a una encuesta de The Washington Post-ABC News.ABC. Dicen que la forma en que se comunica el presidente alienta la violencia. 47% afirma que los medios la fomentan en la manera en que informan las noticias. Los grupos de demócratas y republicanos son opuestos en sus opiniones. 76% de los primeros dice que Trump la alienta, mientras que el 69% de los segundos responsabiliza a los medios. La encuesta se realizó después de que un tirador asesinara a 11 personas en una sinagoga de Pittsburgh y el envío de posibles paquetes de bombas a destacados críticos de Trump. El debate de la polarización ya lo ganó Trump.

Responsabilidad. Si concluyéramos que los periódicos deberían asumir la responsabilidad de traducir toda la vida pública de la humanidad, de manera que todos pudiéramos formar una opinión sobre todos los asuntos polémicos, llegaríamos a la conclusión de que han fracasado, y de que están condenados a fracasar en cualquier futuro que podamos imaginar. Esta idea fue escrita como sentencia penal o profecía y sigue vigente 96 años después.

Conclusiones. Afirmó Lippman que la prensa no es el sustituto de las instituciones políticas, tan sólo es la luz de un reflector que se mueve de un lado a otro sin cesar, sacando episodios de la oscuridad e iluminándolos uno a uno. O en otras palabras, existen dos maneras de ser engañados: “Una es creer lo que no es verdad, la otra es negarse a aceptar lo que sí es verdad”, como decía el filósofo danés, considerado por algunos el padre de la teoría existencialista Soren Kierkegaard. Y la otra es que verdades y noticias no son lo mismo. Como dice el sabio Juanito “parece igual, pero no es igual”.

*Académico y comunicólogo político por la FCPyS-UNAM. @gersonmecalco

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: