Opinión

LAS CIFRAS Y LAS MADRES

Rafael G. Vargas Pasaye

 

En la cultura mexicana hay una fecha que nunca pasa inadvertida, que independientemente de todo se subraya en el calendario, y que por nada en el mundo se debe escapar, me refiero claro al día de las madres.

 

Cada 10 de mayo se festeja a quien nos dio la vida y aquí agréguele todas las frases que vienen en tarjetas de felicitación. La evolución de la figura materna en nuestra sociedad ha cambiado con el paso de las generaciones, sin embargo se sigue teniendo ese simbolismo enraizado.

 

Las madres de nuestro padres por ejemplo, o sea nuestras abuelas, casi no conocieron otra labor que no fuera la del hogar, la abnegada historia del cuidado y procreación, la del estirar el gasto para que alcance para todos, la de perdonar, consolar, cuidar.

 

Nuestras madres empezaron a ocupar espacios en diferentes áreas, y sobre todo empezaron a conocer lo que era ganar su propio sustento, a respirar un poco más la libertad económica y tal vez la emocional. 

 

Las madres actuales hacen maravillas para tener el hogar de pie y a la par cumplir con sus otras funciones. La evolución ha conllevado pues que la figura se adapte a las circunstancias y que por mucha tecnología que nos acompañe sigan siendo, como lo es desde con nuestras abuelas, los valores y principios la mejor herramienta de enseñanza y herencia.

 

Ahora bien, a ninguna de las generaciones descritas se le desea el mal, al contrario, todas deberían ser muy festejadas y muy abrazadas, sin embargo en México hay un porcentaje que no será del todo completa su felicidad este 10 de mayo.

 

Cómo dar una felicitación en un país como México donde cada año se incrementan la violencia. Los feminicidios por ejemplo pasaron de 604 en 2016, a 741 en 2017, a 891 en 2018, a 983 en 2019 y en lo que va de 2020 ya llevamos al 31 de marzo la cantidad de 240.

 

O ahora en el confinamiento de la pandemia han salido diversas campañas de comunicación que promueven la denuncia ante la violencia familiar. Y es que el hogar se ha vuelto un sitio donde por mala fortuna se ha instalado la incertidumbre que conlleva malos comportamientos en sus diversas facetas.

 

Las muchas cifras en el campo de la violencia también tuvieron rostro y nombre, y en esa medida tuvieron madre que les lloró o llora todavía, es por eso que no debemos olvidar los asuntos pendientes, a la crisis de salud no se le deben sumar las otras crisis.

 

Por último, en el marco de la lucha contra el contagio, este 10 de mayo de 2020 lo mejor es no visitar a la madre, buscar alternativas tecnológicas como la videollamada, pero evitar salir de casa. Seguramente, luego de tantas veces que hemos sido personados por otras tantas cosas, esta será una pecataminuta para ellas.

 

@rvargaspasaye

 

 

6 Comentarios

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: