Opinión

¿ES UN HONOR VIVIR CON OBRADOR?


Luis Rubén Maldonado Alvídrez

Cuando el grito de resistencia de la chairiza era “¡es un honor estar con Obrador!” no tenían la mínima idea de lo que sería vivir bajo su mandato, y mucho menos, que sería vivir con él al mando del país en medio de una pandemia.

Desde que inició a gobernar desde las conferencias de prensa matutinas, Andrés Manuel presume que informa como ningún mandatario lo ha hecho antes. Afirmación que arranca las carcajadas de millones de mexicanos.

Sin embargo, hay una parte de los mexicanos que, tristemente, todo lo cree al presidente y con fe ciega le obedecen, esos que nunca cuestionan absolutamente nada de lo que dice el prejidente. Esas personas erosionan en demasía la democracia mexicana.

Según, Luis Estada de la consultora SPIN Taller de comunicación política, empresa que monitorea diariamente las conferencias de prensa presidenciales y las analiza, Andrés Manuel López Obrador ha realizado 40 mil 502 afirmaciones no verdaderas en su ejercicio mañanero. Es una manera elegante de catalogar las mentiras, pues eso es lo que son para el mexicano común.

Cada mañana, en promedio, el prejidente nos arroja 79 mentirotas y quien las señale, es castigado con la ira chaira y ataques inmisericordes en redes sociales. Pero, afortunadamente, hay quienes llevan esta cuenta y podemos exhibir al mandatario, aunque seamos una voz en el desierto.

Una de las muchas mentiras de AMLO ha sido las referentes al control de la pandemia y las cifras: desde el negarse a usar el cubrebocas con argumentos falsos hasta las cifras, el uso del semáforo y el andar de gira, mientras pide a los mexicanos se queden en casa.

Por ahí de mayo, el prejidente avalaba los pronósticos del falso profeta de la salud, el médico López Gatell: que el escenario más catastrófico para el país sería una cifra de 60 mil muertos víctimas del COVID19.

Llegamos a diciembre con una cifra espeluznante de 106 mil 765 decesos confirmados por el gobierno de AMLO. 17 días después, nuestro país tiene la horrorosa cifra de 116,487 muertes. En 17 días, esa cifra se incrementó en 9 mil 722 muertos y, para este lunes, la cifra se habrá incrementado y estará más cerca de los 120 mil decesos.

Una verdadera tragedia nacional. Sólo para contrastarle a la chairiza: según datos del INEGI de 2013, la guerra contra el narco de Calderón arrojó 121 mil 683 muertes violentas.

Con el pésimo manejo de la pandemia por el prejidente, por fin le va a ganar una a Calderón.

¿No es un horror vivir con Obrador?

ULTIMALETRA
En el contexto político actual, es justo recordar a Don Luis H. Álvarez: “Nada eleva más al hombre que hincar la rodilla ante Dios, pero nada lo degrada más que arrodillarse ante la injusticia.”

Comentar

Click here to post a comment





A %d blogueros les gusta esto: