Opinión

«EL ÚLTIMO BAILE » Y LA OPINIÓN DE UNA NIÑA


Daniela Gurrola

En mi adolescencia aún no había redes sociales así que la Magia de la Televisión lo era todo y no se diga un domingo cuando todos querían televisión, por lo menos eso pasaba en mi casa, dichosos los que tenían una tele para cada quien jajaja, expongo esto porque si hay algo que recuerdo es ver televisión con mi Papá los domingos, él queria ver cosas de deportes y yo una película, no sé en que momento pasó pero ver una película pasaba a segundo término porque los domingos eran de básquetbol, no sé en que momento ocurrió pero cada domingo estaba lista para ver el básquetbol con mi papá y si tocaba juego de los «Chicago Bulls» me emocionaba mucho, disfrutaba esos partidos, era todo un espectáculo ver jugar a Michael Jordan, Scottie Pippen, Dennis Rodman.
Ahora con el documental «El Último Baile» no voy a dar mi crítica de especialista porque no lo soy, sólo sé que me encantó recordar y volver a sentir esa sensación que tenía al ver un partido de los «Chicago Bulls», me transporté a cada domingo en mi casa junto a mi papá viendo el básquetbol y en las escenas de los partidos parecía que lo estaba viviendo, me emocionaba y por su puesto con el toque de las entrevistas fue aún más placentero.
No existía ni Facebook, ni Twitter, nada de redes sociales y a mis 12 años sabía quién era Michael Jordan y los “Chicago Bulls”, Michael Jordan era con mayúsculas MICHAEL JORDAN el mejor jugador de básquetbol, jugaba en el aire, volaba, era genial verlo en acción. Un jugador que revolucionó el deporte, que hizo soñar a muchos niñ@s, adolescentes, jóvenes pero sobre todo que fue modelo se inspiración y su vida era aspiracional.
Y también mi cabeza recordó algunos otros nombre de jugadores como Kobe Bryant , Magic Johnson, Karl Malone y si no recordaba le preguntaba a Rafa (esposo) Rafael G. Vargas Pasaye. Los dos bien emocionados viendo este especial y compartiendo nuestras opiniones.
Desde que salió este documental en Netflix, Rafa y yo sin dudarlo empezamos a verlo, por supuesto que después de ver los primeros dos capítulo lo que hice fue hablarle a mi papá y decirle: Papi tienes que ver «El Último Baile» .
Al terminar de ver el documental suspiré sííí suspiré y le dije a mi esposo: siento nostalgia, me trasporté a una de las etapas de mi vida más bonita.
Gracias Gurris (papá) por ganar la tele los domingos y hacerme ver el básquetbol, me encantaba verlo y en tu compañía mejor.

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: