Opinión

EL COSTO DE LA SALUD 

Rafael G. Vargas Pasaye

 

El pasado 22 de marzo se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el acuerdo ACDO.AS3.HCT.270219/90.P.DF, relativo a los Costos Unitarios por Nivel de Atención Médica actualizados al año 2019 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que comanda Germán Martínez quien en un pasado reciente fue funcionario del sexenio de Felipe Calderón y presidente del Partido Acción Nacional.

 

Pero ahora en la llamada Cuarta Transformación le ha tocado jugar un papel central en uno de los rubros de mayor necesidad y penetración de nuestro país, la salud pública, que atraviesa desde la prevención, la atención y pasa por el abasto de medicamentos.

 

En el acuerdo mencionado del DOF se pueden observar las cantidades que ahora deberán pagar los llamados no derechohabientes esto es, las personas que no están registradas en el sistema pero desean atenderse en sus instalaciones.

 

Algunos de los precios son, en atención en unidades de primer nivel, la Consulta de Medicina Familiar $783, Consulta dental $832, Atención de urgencias $627, Curaciones $428, Estudio de laboratorio clínico $107, Traslado de ambulancia $441, Estudio de ultrasonografía $546, Sesión de hemodiálisis $4,747, y la Sesión de quimioterapia $7,034.

 

Estos precios dejan a muchos sorprendidos y no es para menos, simplemente en el primer rubro si se compara con las consultas en los consultorios creados exprofeso de los muchos establecimientos de farmacias que hay en el país podemos ver la abismal diferencia, sabiendo claro que el negocio de la segunda radica en la compra del medicamento, mientras que en el caso del IMSS el paciente sale de consulta y va a la farmacia del mismo instituto por su medicina.

 

Con todo, el tabulador que presenta el gobierno federal no deja de sorprender: Intervención de tococirugía $10,106, Día paciente en hospitalización $8,333, Intervención quirúrgica $6,531, Terapia psicológica $1,222, Estudio/Procedimiento de endoscopía $1,559, y la sesión de diálisis $127. Ahora bien, los costos en las unidades de segundo y tercer nivel aumentan sus precios, por ejemplo el día paciente incubadora en unidad de tercer nivel alcanza los $8,333pesos.

 

Todas las cifras anteriores más allá de alarmarnos deben hacernos reflexionar en al menos dos puntos fundamentales. Que el trabajo que se realiza en cada centro de salud público, en este caso particular del IMSS debe valorarse como tal, ysi bien muchos pagamos nuestro servicio a regañadientes, la tranquilidad de saber que hay una institución con este potencial que te respalda no tiene precio.

 

Y por otro lado también es bueno dimensionar lo importante de la prevención en la salud, una enfermedad mal tratada por desidia o por olvido, que no por falta de recurso económico, puede degenerar en consecuencias fatales. Nunca mejor utilizado el slogan: es mejor prevenir, pues ya con estas cifras puede uno tener más claro el precio de la salud y el costo de la vida.

 

@rvargaspasaye

 

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: