Nacional

EDUCAR EN LAS EMOCIONES GENERA PROFESIONALES MÁS CREATIVOS

Redacción Campus Milenio

La educación no sólo debe de tomar en cuenta datos y conocimientos, sino el manejo de las emociones, lo que ayuda a formar a profesionales más creativos que pueden trabajar en equipo de manera armoniosa, afirmó el académico de la UNAM, doctor Melchor Sánchez Mendiola, durante la conferencia “El sistema educativo y la valoración de las emociones en la enseñanza y el aprendizaje”, tras la inauguración de “Conectáctica”, un encuentro entre académicos cuyo fin es reflexionar sobre temas educativos.

Sánchez Mendiola agregó que subsiste un esquema tradicional educativo en el cual son relegadas las emociones, cuando deben tomarse en cuenta y formar parte del proceso educativo integral.

Para incluir a las emociones en la enseñanza hay que poner en la mesa de discusión de los planes de estudio, a psicólogos y antropólogos, por ejemplo. Educar sin tomar en cuenta a las emociones genera “monstruos emocionales”, que dominan sólo la parte técnica y no quieren explorar el aspecto profundo de lo que sienten, para no parecer débiles, sostuvo.

Explicó el término de “inteligencia emocional”, que significa reconocer las emociones y aprender a usarlas en las interacciones cotidianas, ya que es muy sencillo estropear cualquier diálogo si las emociones se desbordan. Las emociones están vinculadas con la percepción e interpretación de la información para describir soluciones y estrategias alternativas. Bien manejadas, facilitan la conducta exploratoria, la apertura a la información y la solución de problemas, describió Sánchez Mendiola.

“En lugar de solucionar problemas, de acuerdo con el cartabón y la secuencia aprendida, pueden explorarse opciones diferentes de solución, y eso es de lo que más carecemos como producto del proceso educativo formal”, dijo.

“La emoción en los sistemas de enseñanza aprendizaje” es el tema principal de “Conectáctica”, encuentro que se desarrolla en el auditorio Ignacio Díaz Morales, del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) y que es organizado por la Coordinación de Innovación Educativa y Pregrado (CIEP), cuyo objetivo es contribuir en el desarrollo de buenas prácticas educativas en los académicos, que mejoren la calidad de la educación media superior y superior de la Red Universitaria, mediante la reflexión sobre temas relacionados con integrar el componente emocional a la actividad educativa.

Durante la ceremonia de inauguración de “Conectáctica”, el Rector del CUAAD, doctor Francisco Javier González Madariaga, destacó que en dicho plantel, en el que existen carreras como Arquitectura, Diseño Industrial y de Modas, las emociones están “a flor de piel” y son parte muy importante del proceso de enseñanza-aprendizaje.

“Durante esta jornada de trabajo, que tendrá lugar hasta el 6 de noviembre, lograremos crear un espacio colaborativo que resultará en mejoras para cada uno de los programas educativos a los que atendemos”, externó.

La titular de la CIEP, maestra María de los Ángeles Ancona Valdez, señaló que en “Conectáctica” participan 400 académicos del Sistema de Educación Media Superior (SEMS), de UDGVirtual y de los centros universitarios regionales y temáticos.

Si los profesores conocen a los estudiantes desde la parte emocional pueden lograr mejores resultados en su formación profesional, de ahí la importancia de aprovechar “Conectáctica” para compartir experiencias, declaró.

El Coordinador General Académico de la UdeG, doctor Carlos Iván Moreno Arellano, habló de la importancia de la innovación educativa y la formación docente, e informó que “Conectáctica”, en nueve años, ha formado a más de tres mil docentes y directivos.

Dijo que las universidades están llamadas a convertirse en el principal motor de cambio de la sociedad del conocimiento, y que la emoción y la cognición están vinculadas con el aprendizaje. “Es decir, mientras más cultivemos estas habilidades en los estudiantes, ellos tendrán más capacidad de reflexión”. Y explicó que entre más autoestima y perseverancia se fomente en los estudiantes, aprovechan mejor sus actividades académicas.

De las habilidades que exige la economía del conocimiento, algunas tienen que ver con habilidades genéricas como flexibilidad, adaptabilidad, gestión del tiempo, colaboración, trabajo en equipo, comunicación efectiva, creatividad, ética, integridad y humanismo; además de habilidades técnicas, del conocimiento, algoritmos y disciplinas a profundidad.

Moreno Arellano inauguró la edición 2019 de “Conectáctica”. Los interesados pueden consultar el programa en la dirección http://conectactica.udg.mx/programa.php.

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: