Opinión

CORRUPCIÓN; EL TALÓN DE AQUILES

Gerson Hernández Mecalco*

México ocupa la posición 104 de 128 países, de acuerdo con el Índice de Estado de Derecho 2020 publicado por el World Justice Project; con respecto a la medición anterior el gobierno del presidente AMLO descendió tres posiciones. En la región de América Latina y el Caribe, nuestro país se ubica en la posición 26 de 30 países. ¿Cuáles son los principales retos? Inseguridad, corrupción e impunidad. Estas tres palabras tan mencionadas cada mañana en Palacio Nacional, son el talón de Aquiles del gobierno de la República, pero que los defensores del gobierno no se lo tomen personal, ya que una de las conclusiones del índice es el continuo debilitamiento del Estado de Derecho en todo mundo. Pero mejor vamos por partes:

Metodología. Se realizaron encuestas en más de 130 mil hogares y cuatro mil especialistas en el mundo. Se midió el desempeño de 128 países y jurisdicciones con respecto al Estado de Derecho, utilizando ocho factores: (1) Límites al Poder Gubernamental, (2) ausencia de corrupción, (3) gobierno abierto, (4) derechos fundamentales, (5) orden y seguridad, (6) cumplimiento regulatorio, (7) justicia civil, y (8) justicia penal. El Índice es la fuente principal de datos originales e independientes sobre el Estado de Derecho en el mundo.

Resultados en el mundo. Dinamarca, Noruega y Finlandia encabezan la lista global; República Democrática del Congo, Camboya y Venezuela, se encuentran al final de la clasificación. En América Latina y el Caribe, Uruguay, Costa Rica y Chile son los países mejor calificados; Nicaragua, Bolivia y Venezuela, se encuentran al final de la lista regional. Por tercer año consecutivo, más países disminuyeron sus puntajes de los que los aumentaron, reflejando un debilitamiento y estancamiento sostenidos del Estado de Eerecho en el ámbito global. En los últimos cinco años, los países que experimentaron la mayor caída anual promedio fueron Egipto (-4.6%), Venezuela (-3.9%), Camboya (-3.0%), Filipinas (-2.5%), Camerún (-2.4%), Hungría (-2.1%), y Bosnia y Herzegovina (-2.1%).

México. Se registró un deterioro significativo en el factor que mide orden y seguridad. Estos datos en su momento criticaron al gobierno del presidente Enrique Peña, y su actualización muestra que es una mentira que “estaríamos mejor con López Obrador”, como decía un spot electoral. Por otra parte, el rubro mejor calificado es gobierno abierto, donde nuestro país ocupa el lugar 36 de 128 países. El sub-factor 8.2, que evalúa la efectividad en el sistema de impartición de justicia aumentó de 0.31 a 0.34. Con respecto a los contrapesos no gubernamentales al poder gubernamental, que es donde se puede analizar el rol de los medios de información, nuestro país registró una caída, al bajar de 0.52 en el índice presentado en 2019 a 0.51 en la edición de 2020. ¿Será que los medios de información están disminuyendo su poder de contrapeso al poder gubernamental?

El Estado de Derecho no es solamente un tema de abogados y jueces. “El Estado de Derecho es un tema que nos involucra a todos, y todos tenemos un rol en fortalecerlo”, señala William H. Neukom, fundador y CEO del WJP. Esta organización define el Estado de Derecho como un sistema duradero de leyes, instituciones, normas y compromiso comunitario que ofrece rendición de cuentas, leyes justas, gobierno abierto, y justicia accesible. En nuestro país estos datos muestran que México sigue siendo uno de los países más corruptos del mundo. El primer año de gobierno de López Obrador reprobó en materia de derechos y libertades. Para algunos seguidores al presidente puede ser decepcionante y preocupante, pero para muchos otros es de admirar su defensa incondicional al talón de Aquiles de esta llamada transformación, que no es evolución.

*Comunicólogo político y académico de la FCPyS UNAM, @gersonmecalco

3 Comentarios

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: