Opinión

ADAPTARSE O MORIR EN EL INTENTO

SimplesDeducciones


Juan Chávez

Es innegable que son tiempos difíciles para la mayoría de las personas. La verdad en México actualmente es preocupante todo: la economía, la salud, la violencia, todo. Esta semana inició lo que se ha llamado la “nueva normalidad”; a nivel nacional muchos comercios y sectores de la población han regresado a trabajar y a realizar ciertas y cuales actividades; desafortunadamente son muchos los que tienen miedo de los resultados que pueda tener la forma y el cuándo se ha comenzado con esta nueva etapa de interacción social.

Se podría decir que todo el país está en focos rojos en el tema del Covid-19, no obstante el gobierno federal dejó en claro que cada gobierno estatal es responsable ahora de las medidas para evitar la propagación de la enfermedad que ha cambiado al mundo; si se dejan de lado o continúan las acciones preventivas es decisión de cada entidad federativa. En Nayarit varias actividades de comercios y servicios han abierto, algunas al cien y otras sólo con un 30 por ciento de su capacidad, todas con nuevas medidas de seguridad sanitaria.

Más allá de si es bueno o malo que se retomen muchas actividades cuando hay más casos y muertes a causa del Covid-19, la realidad es que tenemos que adaptarnos a la nueva realidad en la que vivimos. Es cierto que esta semana hay más gente en los lugares públicos, incrementó el tráfico vehicular y en general la aglomeración de personas; pero hay que ser realistas, las calles de la capital nayarita —por poner un ejemplo—, nunca han estado vacías, y es que son varios los tepiqueños que no creen en el virus que de acuerdo a cifras oficiales le ha quitado la vida a aproximadamente 10 mil mexicanos en poco más de 2 meses.

No podemos ni ganamos nada con juzgar a quienes creen en cierta o cual teoría o conspiración del coronavirus, o que salen a las calles porque en verdad lo necesitan por su trabajo, salud o alguna situación especial, no es algo productivo atacarlos pero hay que ser conscientes de su existencia; lo que si debemos hacer es enfocarnos en sobrevivir a partir de nuestro contexto actual y no sólo tomar medidas respecto a cuidarnos de no contagiarnos de Covid-19, sino en diversos aspectos, como la economía y la seguridad.

Y es que de acuerdo al Instituto Mexicano del Seguro Social, tan sólo durante los meses de marzo y abril se perdieron más de 17 mil empleos formales en la entidad, falta que sumemos los de mayo y aparte todas las personas que trabajaban en la informalidad y que también se quedaron sin empleo en los últimos 3 meses a causa de la pandemia; son demasiadas las familias que han quedado sin un sustento y que de alguna u otra forma tendrán que salir adelante.

Lamentablemente el panorama no es nada alentador en el país ni mucho menos en el estado, la escasez de empleos y la recesión económica que ha comenzado a sentirse desde hace unas semanas puede propiciar un incremento considerable de robos y asaltos, violencia (que esa ya se ha acentuado mucho durante la cuarentena) y otras acciones desesperadas de las personas por satisfacer sus necesidades básicas.

A las personas “comunes”, la clase media y no se diga quienes viven al día, nos tocará seguir haciendo lo mismo de siempre “picar piedra” aquí y allá para seguir cubriendo nuestras deudas, necesidades y si bien nos va, algunos satisfactores; eso sí, adaptándonos a las nuevas problemáticas que enfrentamos en la actualidad, cuidándonos de manera permanente de un virus que llegó para quedarse, buscando oportunidades de auto emplearnos o poner algún negocio que sea productivo actualmente; hoy más que nunca no exponernos a situaciones que pongan en riesgo nuestra seguridad y ser precavidos en todos los sentidos. Si no nos adaptamos está en riesgo nuestra supervivencia. Mándame tus comentarios, dudas y sugerencias a mi correo juanfechavez@gmail.com

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: