Nacional

UNA NOCHE DE VERANO CON EL GANADOR DEL OSCAR

Hugo Castro

La historia de esta foto tiene tres elementos, tequila, un balcón y tres idiomas.

Fui invitado a la edición 2011 como jurado del Festival Internacional de Cine en Guanajuato para calificar el premio Signis a mejor cortometraje de ficción internacional y para premiar al mejor corto de Guanajuato. Cabe señalar que me encanta el cine coreano mucho antes de llegar a esa edición del festival, cuando me enteré que Corea del Sur iba a ser el país invitado pensé “voy a ver a mi director favorito: Chan Wook-Park”, pero no fue así. Años más tardes el GIFF invitó a Chan Wook-Park pero yo no pude ir. Pero no nos desviemos de la fotografía.

Era una noche en la Casa del Conde Rul en la hermosa Guanajuato Capital. Como parte del Festival se realizó una fiesta en honor al cine de Corea del Sur y al director homenajeado de esa ocasión Bong Joon-ho. Apenas los invitados y el público habíamos salido de una experiencia mágica en el emblemático Teatro Juárez, donde además del reconocimiento al joven director coreano (en ese entonces) se presentó una película del cine mundo de aquel país, Crossroads of Youth de 1934. La belleza de esa presentación fue que se ambientó la función como se hacía en aquellos años con música en vivo, señoritas que ofrecían cigarros (en este caso dulces) y un narrador que deleitó al público quien se despidió hablando en español.

Jubilosos, tanto mexicanos como coreanos e invitados internacionales fuimos a la fiesta que se realizó esa noche. Aquella noche Bong Jon-Ho tenía la ilusión de tomarse un tequila, los organizadores del festival le regalaron una botella y yo le tomé la palabra fui por un tequila, por el cine de Corea, por el cine de México y por la alegría de estar en ese evento.

La noche fue estupenda, no solo por la fiesta y las experiencias, sino porque el clima estaba agradable. Por un momento decidí salir a uno de los balcones de la casa para contemplar las calles de Guanajuato. Estaba muy bien todo cuando de pronto veo de reojo que el director homenajeado también salió por un momento al balcón. Nos vimos y solo nos saludamos con “Hi”.

A pesar de ser alguien famoso en su país, el director era algo reservado aunque muy respetuoso. Las muestras de cariño de sus paisanos radicados en México las agradecía de manera serena. Luego de contemplar el cielo nocturno de Guanajuato iba a regresar a la fiesta cuando veo que se acercan un periodista (el crítico de cine Jesús Chavarría) y un fotógrafo (Raul Os), pidiéndole al director una entrevista.

Sin embargo la barrera del idioma iba a ser un obstáculo debido a que la traductora que tenía para el español no estaba ahí, en coreano sería imposible y mis compañeros de la prensa no hablan mucho inglés. Sin embargo al ver las dificultades del idioma y con dos tequilas encima empecé a ayudarles con mi inglés, posiblemente no el mejor pero si con el que se pudieran entender.

Estuvimos platicando de su experiencia sobre filmar, sus influencias, sobre el cine de Guillermo del Toro y su deseo de recorrer las calles de Guanajuato así como conocer San Miguel de Allende. La charla se puede leer en este link https://yourocket.com.mx/entrevista-con-bong-joon-ho/

Al final de esa breve charla accedió a tomarse una fotografía con el periodista y el fotógrafo. Por ello les pedí que luego de mi colaboración de traducción en inglés y lenguaje a señas pues me correspondería como pago una foto también y así fue como quedó ese encuentro guardado en esta imagen gracias a Raúl Os.

Ayer fue la gran noche de Bong Jon-Ho a nivel mundial y espero que haya celebrado hasta al amanecer. Para mí fue algo especial esa noche de verano en Guanajuato. Aunque viendo a la distancia puedo decir que ambos no hemos cambiado en nuestro gusto por el tequila y nuestro nivel de inglés (aunque con más razón retomaré mis clases particulares).

Tomado de www.luisguillermodigital.com

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: