Opinión

TIEMPOS DE MIEDO

Dr. Carlos Díaz Abrego

Hoy en México se viven tiempos de miedo, mucho miedo por todos los rincones del país. El que nada debe, nada teme dice el refrán mexicano que constantemente repite nuestro presidente AMLO, como queriendo auto convencerse de que todo hace bien y por consiguiente, no le debe nada a su conciencia, pero sobre todo a los mexicanos.

El estado de derecho en nuestro país siempre ha sido vulgarmente incumplido por quien debe ser el garante de hacerlo cumplir: el estado mexicano. Las leyes en México han sido letra muerta por el propio aparato de gobierno en turno, que ha aplicado a contentillo la ley para unos y para otros, siempre de la mano de hacer justicia cuando así requieren las circunstancias.

Sin embargo, hoy en día en el gobierno de López Obrador, nunca como antes, el estado de derecho esta amenazado desde el primer día hasta lo que va de este casi primer año de gobierno y seguramente así será hasta el último día del presente gobierno. El miedo que tenemos todos los mexicanos, es gracias al propio gobierno que una y otra vez vulnera la esfera jurídica de sus habitantes.

El miedo siempre ha existido en México desde que asumió el poder el actual gobierno de izquierda, pero hoy como nunca antes el miedo esta presente en cada rincón de la república al ver todos los días la arbitrariedad, el despotismo, la violación sistemática a los derechos humanos, la ley y las instituciones; que como alguna vez dijo el entonces candidato AMLO: “Al diablo con las instituciones” y lo está cumpliendo.

A todo esto hay que añadir la enorme y cruel ruptura que ha provocado el propio presidente de México al dividir a los mexicanos como nunca antes nadie lo había hecho en la historia moderna del país. Como él mismo nos ha calificado a todos y nos ha categorizado socialmente entre fifís y el pueblo sabio: entre ricos y pobres.

La inestabilidad social, política y económica que hoy vivimos obedece al peculiar sentido de entender, explicar y ver la historia AMLO, para crear así una división sociológica como nunca antes la habíamos padecido y sentido entre nosotros mismos. Fracturando la débil y joven democracia mexicana destruyendo de golpe la vida asociativa de grupos y organizaciones sociales intermedias y así dar paso a una frágil democracia que él se dará a la tarea de construir a su real entender de acuerdo a sus intereses personales y políticos.

El presidente concibe a la sociedad en términos de segmentación social: buenos y malos, ricos y pobres, los que están en contra y a favor de su proyecto de gobierno. Por ello pretende individualizar con precisión al pueblo a través de dinero público. Aquellos que reciben dinero de sus programas sociales son el pueblo bueno e incondicionales políticos y aquellos que no reciben nada, son los ricos que han saqueado al país en compañía de los gobiernos corruptos del pasado.

Mientras que el miedo es hoy uno de los elementos constitutivos más poderosos del actual gobierno partiendo en dos a la sociedad, generando el desplazamiento de intereses confrontándose ricos y pobres y confundiendo cada día sin dar tregua al país, a través de las agotadoras conferencias mañaneras. La apuesta es hacer más grandes las diferencias entre los mexicanos.

El miedo se constituye en un operador en los territorios del poder político donde no gobierna el actual partido en el poder MORENA, pero también, el miedo se apodera de aquellos territorios emanados de MORENA ,por no perder los derechos hoy adquiridos y sentar las bases de más programas asistenciales electorales para consolidarse en el poder.

Sin embargo, esta batalla no esta perdida para los millones de mexicanos que no estamos de acuerdo con estas formas de gobernar y ver al país destrozándose diariamente entre hermanos de un mismo país. Hoy más que nunca debemos estar unidos y tomados del brazo aquellos que no queremos vivir en un país confrontado día a día por su propio gobierno.

Estamos bajo amenaza constante por parte de AMLO y su gobierno. No hay tiempo que perder, solos no llegamos a ninguna parte y unidos podemos hacer frente y cambiar el rumbo del país en las próximas elecciones federales del 2021, quitando la mayoría al gobierno y así neutralizar el exceso de poder de AMLO.

¿No cree usted?

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: