Opinión

TERRORISMO Y CENSURA EN LOS MEDIOS

Gerson Hernández Mecalco*

Algunos contendidos en las redes socio digitales son censurados y paradójicamente algunos actos de terrorismo son difundidos casi casi con pauta publicitaria. En Egipto el principal regulador de medios hace unos días endureció las restricciones en medios y redes, mientras la masacre de 49 personas en dos mezquitas en Nueva Zelanda fue transmitida en vivo. Algunos señalaron que: “parecía haber sido grabado con una cámara de casco GoPro”. ¿Contradicciones en los criterios de difusión?, ¿Es legal la propaganda terrorista y al mismo tiempo la censura en Egipto?, pero mejor vamos por partes:

Egipto. El principal regulador de medios implementó restricciones que permiten al gobierno bloquear sitios web, e incluso cuentas de redes con más de cinco mil seguidores si se consideran una amenaza para la seguridad nacional. Una lectura política es que esta medida es el último paso del gobierno del presidente Abdel-Fattah el-Sissi para reprimir la disidencia. Egipto sigue siendo uno de los peores carceleros de periodistas del mundo, detrás de China y Turquía.

Nuevas regulaciones. Permiten que el Consejo Regulador de los Medios Supremos bloquee los sitios web y las cuentas de “noticias falsas”, e imponga severas multas. Los actos que provocan sanción son: “cualquier cosa que incite a violar la ley, la moral pública, el racismo, la intolerancia, la violencia, la discriminación entre los ciudadanos o el odio”. De acuerdo a la Asociación para la Libertad de Pensamiento y desde fines de 2017, se han bloqueado más de 500 sitios web, medios de noticias y grupos de derechos. El gobierno ha identificado más de 20 mil rumores.

¿Por qué las redes sociales y el terrorismo encajan perfectamente? El analista de The Washington Post Max Boot de la Universidad de Berkeley afirma que el terrorismo es inconcebible sin los medios. Después de todo, los terroristas operan solos o en grupos pequeños. La transmisión en Internet de la masacre de 49 personas en mezquitas de Nueva Zelanda contradice las medidas en Egipto.

Max Boot explica en su libro, Ejércitos invisibles: una historia épica de la guerra de guerrillas desde los tiempos antiguos hasta el presente, que el aumento del terrorismo en el siglo XIX estaba arraigado en cuatro fenómenos: 1.- Armamento destructivo y portátil; 2.- Crecimiento de los medios de información masiva: periódicos, revistas, radio, películas y televisión; 3.- Difusión de la alfabetización fue posible gracias a la expansión de la educación pública y el establecimiento de universidades donde los estudiantes a menudo se radicalizaban y 4.- El auge de ideologías seculares como el marxismo, el anarquismo, el nacionalismo y el fascismo que inspiraron tanta sangría.
La periodista Katharine Graham afirma que los atentados terroristas no pueden ignorarse. Los especialistas no tienen pruebas precisas de que los atentados terroristas vayan a acabar si los medios no informan sobre ellos. Por el contrario, creen que los terroristas aumentarían el número, la magnitud y la intensidad de sus acciones. Si los ignoramos, los terroristas aumentarán el volumen, pero la pregunta es ¿si la censura en Internet como el del gobierno egipcio tiene la misma lógica?

*Académico y comunicólogo político por la FCPyS-UNAM. @gersonmecalco

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: