Nacional

SUPERAR LA BRECHA DIGITAL EN MÉXICO, UN IMPERATIVO

SUPERAR LA BRECHA DIGITAL EN MÉXICO, UN IMPERATIVO

José Enrique Rodriguez Oceguera

En un reciente estudio la Asociación de Internet.Mx reportó que 82.7 millones de mexicanos tienen acceso a internet (El Economista, 13 de mayo de 2019), esto es un 65.8% del total de población. Hace unos días (11 de mayo de 2019), el titular del ejecutivo federal manifestó que solo 20% de los mexicanos tienen acceso a la red. Dato totalmente errado que solo sería verídico en 2006, cuando, efectivamente, solo 20.2% de los connacionales tenía acceso a ese servicio (Fuente, INEGI).

Con todo, a raíz de este discurso, el gobierno federal se propone crear su propio sistema que proporcione internet al total de población. El argumento es que las empresas privadas no llevan internet a las distintas comunidades porque no les es rentable y, a falta de ello, el gobierno lo hará.

Veamos ahora en qué tiene razón y no la autoridad federal. En efecto, el no tener acceso a internet es una forma de exclusión social, a eso se le conoce como brecha digital y esta no solo se reduce a los beneficios de internet, sino en general de todas las tecnologías de la información existentes (TICs, por sus siglas). La brecha digital puede encontrarse entre zonas geográficas, población en general, grupos vulnerables, edad o estratos socioeconómicos.

Analicemos, al respecto, algunas cifras. El pasado 2 de abril de 2019, el INEGI, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFETEL) presentaron la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares (Endutih). En dicha encuesta se encontró que del total de usuarios que tienen acceso a internet, el 51.5% son mujeres y el 48.5 son hombres; la población usa internet para entretenimiento (90.5%), comunicación (90.3%) y obtención de información (86.9%); Del total conectado a internet, 73.1% está en zonas urbanas y el resto (26.9%) en zonas rurales y 73.5% de los mexicanos tienen un teléfono inteligente y, con ello, acceso a internet.

Claramente contrastan estos datos con el discurso político, lo cual no quiere decir que falten cosas por hacer. El cuestionamiento es, entonces: ¿Por qué tendría que hacerlo el gobierno como ocurre en Corea del Norte o Cuba? Es probado que una red gubernamental está condenada al fracaso por todas las ineficiencias que ello implica a la vez que la tentación de ser un instrumento de control ideológico.

Lo racional en este caso, sería que al revés, el gobierno federal se aliara con empresas que pueden llevar internet a las comunidades más apartadas con tecnologías y métodos distintos como alternativa a las grandes corporaciones. El internet satelital o el internet por radio frecuencia son dos opciones a la mano. Por tanto, ¿Para qué dividir o enfrentar al sector público con el privado si se puede colaborar en una problemática que nos atañe a todos? Soluciones las hay.

Maestro en Políticas Públicas, ITAM.

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: