Deporte

EL PITCHEO NO GANA SOLO

ADRENALINA DEPORTIVA

Javier Rodríguez Castro

La actual temporada de la Liga Invernal Nayarita de Béisbol, se encuentra en su mejor etapa, buscando los equipos que habrán de jugar la final. Los juegos han resultado lleno de emociones, en cada una de las sedes donde se disputan las semifinales. Lo interesante es que las 4 novenas presentes en esta fase de la campaña, cuando buscan un refuerzo van por picheo y no un bateador que pueda definir el juego con un gran batazo.

Lo que realmente llama la atención es que contratan dos lanzadores o incluso los tres refuerzos permitidos son serpentineros. Desembolsando grandes cantidades de dinero, aquí las cosas han cambiado el que tiene más dinero, parece ser que tiene más posibilidad de ganar, Algo que no debería ser así y se tendría que competir únicamente en lo deportivo. Quien les garantiza a los equipos que un lanzador, va venir y ganar el juego sólo, sabedores que es una combinación de picheo y bateo. Por más cero que cuelgue el flamante refuerzo, sino se batea, no se gana. La otra situación es que pasa si tu picher no viene en su día y le dan hasta con la cubeta en el primer episodio, la gran inversión se fue por la borda.

Es momento de analizar cómo se encuentran los equipos de cara al fin de semana donde se jugará lo que resta de las semifinales.

Partiendo del siguiente caso, Santiago parece que es el equipo que tiene una ligera ventaja. Ha soltado dinero con el objetivo de ser bicampeón. Lo malo es que sus jóvenes lanzadores, no tienen oportunidad de mostrarse, incluso ya hasta cambiaron al cacher con el objetivo de refrendar el campeonato. Además de que su base de jugadores locales, es de lo mejor de la liga por lo que pinta para bicampeón y más con la serie a su favor 2-0.

Por su parte Rosamorada es un equipo que lució sólido en la temporada regular y los lanzadores que hayan llegado de refuerzos con los Vaqueros no han dado el ancho y los han regresado a palos. Mientras que los jóvenes que sacaron parte de la campaña regular, han sido relegados a la banca, con la creencia de que el refuerzo es capaz de ganar juegos, por el simple hecho de ser refuerzo y que se le paga más que a otros.

En lo que respecta a los Jaibos, se demostró en el primer juego de la serie que sin bateo no se gana. Además que es momento de jugar con el librito en esta fase de la campaña. El abridor Zamudio tiró 9 episodios y solo permitió una carrera, lo que fue una joya de picheo, no contaba con su ofensiva que no pudo pegarle a Beltrán a la hora cero del juego. La situación con los Jaibos y de lo que padecieron toda la campaña es que no tienen un relevo intermedio y la mayoría de los juegos sus abridores van toda la ruta y en estos momentos se necesitan lanzadores para las diferentes situaciones que presenta el encuentro.

Los de San Blas siguen confiando en su picheo local que quedó mal en el segundo juego de la semifinal. Un staff de lanzadores locales que puede ayudar como relevos. El bateo de los Tiburones que en su mayoría es local ha demostrado que puede pegarle al que se le ponga en frente. A ellos le haría falta un picher refuerzo y más para una serie que puede tener 3 juegos el fin de semana.

Los que administran y manejadores de los equipos deberán analizar bien, quienes serán sus refuerzos el fin de semana, si es que quieren llegar a la gran final. El dinero no lo es todo, per vaya que ayuda. Veremos el fin de semana que equipos invirtieron de la mejor manera para llegar a la gran final.

A final de cuentas el béisbol es un juego de conjunto, donde el picheo y bateo se deben combinar para conseguir los triunfos.

Cualquier comentario javyerr86@gmail.com

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: