Opinión

PIENSA, GRACIAS

 

Rafael G. Vargas Pasaye

 

A partir de una concatenación de pifias tanto de protocolo como de estrategia, el canciller de México, Marcelo Ebrard, se ha visto de manera constante en el ojo del huracán ante el llamado del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien en un juego más electoral que otra cosa, ha anunciado la puesta en marcha de un arancel de todo producto que ingrese por la frontera mexicana.

 

La reacción del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no se hizo esperar, y de inmediato mandó al canciller a Estados Unidos, pese a que esos días no estaban sus contrapartes en territorio norteamericano, pero el chiste era que se viera una respuesta.

 

Por su parte, Ebrard y su equipo han colaborado con al menos tres perlas para estos días, la primera la selfie en el aeropuerto de Houston, donde aparece a sus espaldas la imagen de la marca china Huawei, con constantes cual recientes conflictos con el mercado norteamericano, mandando un mensaje equivocado por decir lo menos.

 

Segundo con un tweet donde tuvo un error en la ortografía, en lugar de “Think tanks” escribió “Think thanks”, lo cual no hubiera pasado a mayores, pues el argot político y diplomático conoce y sabe qué son y cómo pueden llegar a influir los Think Tanks, pero la agencia de noticias mexicana Notimex (con su directora Sanjuana Martínez) decidieron traducir e interpretar el tweet del funcionario, y en lugar de la posible traducción “Tanque de pensamiento”, acabó en un “Piensa, gracias”, que dibujó para muchos la misión diplomática mexicana.

 

Piensa, gracias, director de comunicación social de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Roberto Velasco (tercera perla), eres asistente de un integrante de la comitiva, y no miembro de la comitiva para ocupar un asiento en la mesa importante, sin mencionar el detalle de los cacahuates en servilleta que amablemente ofreció Nancy Pelosi.

 

Piensa, gracias, diputado Mario Delgado, antes de irte por la libre y buscar apoyo con representantes en Estados Unidos pensando que es un problema sólo de MORENA, cuando es un problema nacional y en lugar de verlo como una oportunidad, lo ven sólo como una crisis.

 

Piensa, gracias, Presidente López Obrador, antes de convocar a una manifestación tumultuaria que sólo es desgaste para la gente que deberá pagar para activar la movilización, y vienen además desgastados de una elección el domingo, pero sin duda apoyarán, pues de no hacerlo se notará en el presupuesto.

 

Piensa, gracias, a quien anunció la presencia del Secretario de la Defensa Nacional en la comitiva de Estados Unidos, Luis Crescencio Sandoval, cuando el tema, como bien lo subraya el columnista Joaquín López-Dóriga, va de la migración a los aranceles.

 

Piensa, gracias, porque todos vamos en el mismo barco, no afectará sólo a los de la frontera o a los de un color político, es una buena oportunidad para unir fuerzas y dejar atrás rencores, pero parece que la grilla sigue obnubilando el sentir de la diplomacia y la política mexicana. La cuarta transformación enfrenta una crisis más, pero ahora no basta con frases, votos, mítines, ahora se necesita un gobierno inteligente e instituciones fuertes, las mismas que hace tiempo se mandaban al diablo.

 

@rvargaspasaye

 

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: