Cultura

LA UNAM EN EL OJO DEL HURACÁN

Juan Carlos Abreu

“Fuera porros de la UNAM”, un grito, un reclamo unánime expresado por miles de gargantas que se convirtieron en una sola voz. Y después un ‘goya’ y luego otro y posteriormente el conteo del 1 al 43 y al final el clamor de ¡justicia! para recordar a los desaparecidos de Ayotzinapa.

En 2018, cuando se cumplen cincuenta años del mítico 68, 19 después de la huelga de 1999, los universitarios se vuelven a unir, se manifiestan masivamente y muestran el ‘músculo’. Se cuentan por miles y no están solos, los acompañan sus maestros, sus padres y hasta sus abuelos, pero también marchan y se solidarizan con sus demandas los del Poli y los de la UAM. Entonces se recuerda y queda claro que la UNAM es el gran termómetro del acontecer nacional, y por ello, un apetitoso botín político, un estupendo escenario para generar inestabilidad en los ‘tersos’ tiempos de la transición gubernamental.

Las particulares demandas de los alumnos de un plantel hoy se han escalado y el detonante fue la brutalidad, la violencia, la insensatez de alguien que quiso acallar a unos cuantos y despertó la voz de miles que ante los agravios acumulados solo necesitaban una chispa que encendiera la mecha. Y se podrá decir que no sabía lo que hacía, pero resulta difícil creer y el sospechosismo hace pensar que se sabía muy bien lo que podía detonar. Ante ello, las preguntas son simples ¿Quién? ¿Por qué? ¿Para qué?

Después de la multitudinaria marcha de este miércoles, las autoridades universitarias pareciera que están dispuestas a hacer un intento, casi desesperado, para desactivar los focos rojos y que la Universidad vuelva a la “normalidad”, por ello han manifestado que los puntos del pliego petitorio de los alumnos del CCH Azcapotzalco son “aceptables y atendibles” y han convocado a una mesa de seguimiento, pero tal vez sea demasiado tarde para ello, porque el movimiento estudiantil se ha activado y quizá haya quien quiera sacar provecho de ello.

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: