Opinión

LA CONSTITUCIÓN DE 1917

MONITOR POLÍTICO
Julio Casillas

 

Este martes se conmemora el 102 aniversario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. En efecto, la Constitución del 5 de febrero de 1917, es la Carta Magna que rige a nuestro país actualmente y la cual, a lo largo de esos 102 años, decreta los derechos y obligaciones de los ciudadanos.

Por este motivo se ha organizado con acto cívico que se realizará en el Congreso del Estado invitándose exprofeso a los titulares e integrantes de los poderes en la entidad, Ejecutivo, Judicial y Legislativo, además de la población en general.

Este documento histórico es la norma fundamental establecida para regir jurídicamente al país, la cual fija los límites y define las relaciones entre los poderes de la federación; fija las bases para el gobierno y para la organización de las instituciones en que el poder se asienta y establece, en tanto que pacto social supremo de la sociedad mexicana, los derechos y los deberes del pueblo mexicano.

LA TRADICIÓN JURÍDICA MEXICANA

La Constitución de 1917 es una aportación de la tradición jurídica mexicana al constitucionalismo universal, dado que fue la primera Constitución de la historia que incluyó derechos sociales, expresados en los artículos 3, 27 y 123, producto de las demandas de las clases populares que protagonizaron la Revolución Mexicana.

El texto de la Constitución sigue los lineamientos clásicos de las doctrinas políticas al contar con una parte dogmática, que abarca los primeros 39 artículos y establece derechos y obligaciones, y una parte orgánica, contenida en los 98 artículos restantes y que define la organización de los poderes públicos. Tuvo como precedentes la Constitución de Apatzingán de 1814, la Constitución de 1824 y la Constitución de 1857. Respecto a esta última, en términos del sistema político, los cambios principales se encuentran la eliminación de la reelección del Presidente de la República y del cargo de vicepresidente, así como la creación del Municipio Libre. Para adecuarla a los nuevos tiempos se le imprimen reformas y se le transforma siempre en beneficio de los mexicanos.

TRABAJA CON FIRMEZA EL TSJ

El pasado viernes el Pleno del Tribunal Superior de Justicia de Nayarit celebró una sesión pública extraordinaria. Por trece votos a favor y uno en contra acordó iniciar el procedimiento de responsabilidad administrativa respecto a los magistrados Pedro Antonio Enríquez Soto y Jorge Ramón Marmolejo Coronado.

Tal determinación del cuerpo colegiado que preside el magistrado Ismael González Parra se tomó con base en actuaciones contenidas en oficios tanto de la Comisión de Disciplina del Consejo de la Judicatura y su Secretaría Ejecutiva como de la Agencia del Ministerio Público adscrita a la Unidad de Investigación Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos de la Fiscalía General del Estado y los respectivos anexos.

Como resultado se determinó la suspensión provisional del magistrado Marmolejo Coronado, medida cautelar en la que se le garantiza un mínimo vital del 30 por ciento de su sueldo. Desde luego que la resolución se relaciona con la probable participación de servidores judiciales en irregularidades procesales en perjuicio de acreditados del Infonavit.

Respecto al magistrado Enríquez Soto no se acordó la suspensión en acatamiento de una suspensión provisional otorgada por un juzgado de distrito.

Cabe señalar que Ismael González Parra convocó a sesión pública del Tribunal Superior para la selección del magistrado supernumerario que supla las funciones del servidor judicial suspendido y a fin de conformar con tres integrantes del Pleno la sección instructora del respectivo procedimiento de responsabilidad administrativa.

El Poder Judicial trabaja con firmeza en Nayarit.

QUE TENGAN EXCELENTE SEMANA.

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: