Opinión

EL POPULISMO ESTÁ DE MODA

ConSentidoComundeMujer

María Esther González Aguilar

El populismo está de moda, lo vivimos los mexicanos con Andrés Manuel López Obrador, antes, con Vicente Fox; lo experimentan desde Barack Obama y ahora con Donald Trump los ciudadanos del vecino país del norte. Un estudio realizado por académicos politólogos de gran prestigio y distintas nacionalidades, analizó la retórica de 140 jefes de Estado de 40 países diferentes de los últimos 20 años, el resultado es: un aumento sostenido del populismo discursivo y radical, que no siempre tienen éxito como gobernantes.

Existen ejemplos en todas las partes del mundo y de diversa ideología política, pues populistas pueden ser tanto de izquierda como de derecha; liberales o conservadores. La cantidad de países encabezados por líderes calificados como tales, pasó de siete a catorce. Asombra el número de personas gobernadas por personas con perfil populista, que en los últimos años –de acuerdo al estudio- la cifra cambió de 120 millones a más de dos mil millones.

Todos los líderes populistas se caracterizan por discursos radicales, se ostentan como voceros de todo el pueblo y proclaman combatir a élites o grupúsculos contrarios a los “intereses nacionales”. Carismáticos, utilizan todos los foros, escenarios y medios de comunicación para descalificar. Hacen uso de un lenguaje coloquial, frases que la vox populi entiende o hasta dichos que provienen de la sabiduría popular.

El relato político lo construyen de contenidos que incluso, resultan contradictorios que pueden llevar a la polarización, pero no pierden su estilo o esencia y así tenemos –por ejemplo- que en el discurso, el pueblo, es la gente común a la que se le generaliza y califica como decentes, honestos, productivos, razonables, puros; mientras que la élite “machuchones” “mafia del poder” o “fifís”, son deshonestos, corruptos, egoístas, perversos, etc. Cuando llegan al poder político, olvidan que son Jefes de Estado, representantes del cien por ciento de la población.

De los 27 mandatarios que están actualmente en el poder cuyo discurso fue incluido en la investigación, sólo tres son clasificados como “muy populistas”: el venezolano Nicolás Maduro –antes Hugo Chavez-, Evo Morales de Bolivia, personajes de izquierda y Recep Tayyip Erdoğan de Turquía (derecha macionalista). Como “populistas”, el italiano Giuseppe Conte, identificado con la derecha y Andrés Manuel López Obrador.

Ocho serían “algo populistas”: el nicaragüense Daniel Ortega de izquierda. Los siete restantes se acercan a la derecha: Jair Bolsonaro (Brasil), Donald Trump (EEUU), Juan Orlando Hernández (Honduras), Viktor Orbán (Hungría), Narendra Modi (India), Theresa May (Reino Unido) y Vladimir Putin (Rusia).

Luego entonces el populismo es un estilo de comunicación que puede ser aplicado a líderes de todo tipo de ideología y ha tomado el control de la política. No es nuevo, pero ha reemplazado al lenguaje inicialmente destinado a tratar de construir consensos y estabilidad. Ahora las expresiones son informales, coloquiales, algunas veces extremas a grado tal que se incurre en humillación pública y hay quien afirma que “la conversación política se ha vuelto tóxica”.

La retórica populista es mas común en países donde la población manifiesta hartazgo, desencanto, desesperanza con gobiernos centristas, socialdemócratas, liberales o conservadores, que a su opinión no cumplen, no pudieron mantener o alcanzar la estabilidad, seguridad y la prosperidad esperada por lo que voltean hacia políticos populistas. ¿Le resulta conocido? ¡Es cuanto!

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: