Nacional

EL POPULISMO DE DERECHA LLEGA A ESPAÑA A TRAVÉS DE ANDALUCÍA

Octavio Rojas Orduña

España venía alternando en el poder desde hace varias décadas a dos partidos que representaban los opuestos del espectro político: a la derecha el Partido Popular y a la Izquierda el Partido Socialista. Sin embargo, en el sur del país había una región que parecía ser ajena a esta alternancia y fue así como Andalucía estuvo gobernada por el PSOE durante casi 40 años.

Pero todo ha cambiado, sobre todo a raíz de la larga crisis económica que ha asolado España en la última década.

Como parte de este proceso, en las elecciones celebradas anoche, no sólo el PSOE perdió el poder, sino que entró con fuerza el populismo de derecha o la extrema derecha como algunos quieren definir ideológicamente al partido Vox.

El derrumbe del PSOE debe entenderse dentro del proceso de descomposición del PSOE/PP, infectos por la corrupción y alejados totalmente de la sociedad, a quien han infligido mucho sufrimiento a través de devaluación de salarios, recortes en los servicios públicos y aumentos desmedidos de impuestos. Algo que en México hemos sufrido de la mano del PRI/PAN y que ha tenido el resultado conocido de la victoria de AMLO.

Pero la entrada de Vox, con posiciones dudosas y algunas demasiado escoradas a la derecha, pero con un discurso que conecta con un perfil amplio de votantes, es el resultado contrario a la oferta izquierdista del mismo PSOE y del partido Podemos, que se ubica aún más a la izquierda.

El problema en los análisis que se hacen hoy en España es que se cree que la irrupción de Vox debe ser atacada con los mismos argumentos con los que no se han ganado las elecciones. Es decir, más discurso perdedor para seguir perdiendo. Pero tal y como sucedió en México, ya se sabe cuál es el resultado.

Lo que está sucediendo en España asusta a la gente, sobre todo a colectivos feministas, inmigrantes, nacionalistas moderados y gente de izquierda, porque el populismo de derechas va a tratar de imponer unas políticas totalmente contrarias al ideario que enarbolan en su ideario y con sus luchas.

Lo que toca ahora para todos los partidos, especialmente los que no han ganado o han perdido votos, es volver a la esencia de la política y ponerse a hablar con la gente, gente de verdad no con asesores que están lejos de la realidad. Mientras sigan encerrados en sus palacios de cristal todo el mundo podrá ver que están desnudos y carentes de ideas.

Y eso es lo que va a terminar con ellos.

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: