Opinión

EL “MAS O MENOS” DE LÓPEZ-GATELL

Rafael G. Vargas Pasaye

En México en estos momentos el médico más conocido lleva por nombre Hugo López-Gatell, quien fue habilitado como vocero para informar los trabajos del gobierno federal en cuanto a la contingencia del Covid-19 se refiere.

Como en cualquier papel de vocero en una crisis ha tenido días buenos, y algunos tropiezos. Pero el más reciente es quizá el que lo marque en este proceso: la respuesta a un pregunta del jefe de su jefe, el Presidente Andrés Manuel López obrador quien en su conferencia mañanera dijo: “Sí se están tomando medidas precisas por recomendaciones de los médicos y él (López-Gatell) nos está hablando, y ojalá y esto sea factible, porque se hacen proyecciones, no hay en esto ciencia exacta, pero de acuerdo a nuestros técnicos especialistas, científicos, el 19 de abril vamos a poder salir de la gravedad», miró al subsecretario y López-Gatell respondió: “más o menos”.

La fecha mencionada por el presidente no es gratuita, la Secretaría de Educación Pública anunció desde el inicio que el regreso a clases sería el 20 de abril y se espera que la burocracia y la economía en general se reactive en esas fechas.

Hugo López-Gatell ha estado mas o menos bien porque resulta un vocero con credibilidad en términos médicos, de salud, tiene presencia y respeto en el sector. Pero más o memos mal porque es uno en las conferencias de la tarde cuando él es quien lleva la voz y es otro en las mañaneras donde el dueño del escenario le hace cometer pifias.

Ha sido más o menos bueno que apareciera en escena un rostro diferente. Descubrimos que el gobierno de una sola persona encarnada en el presidente tenía otros funcionarios (quizá Marcelo Ebrard era el otro más visible, pero el canciller lo hizo también cuando López Obrador fue Jefe de Gobierno de la capital). Pero más o menos mal alargando las conferencias vespertinas con declaraciones repetitivas pero poco informativas.

Ha estado más o menos bien al ser un pararrayos muy bueno para contener la crisis, se ha mostrado que entiende que debe ser empático y a la vez sólido en su labor, pero ha sido más o menos malo que de pronto caiga en el contagio de la adulación, máxime con la ya célebre frase de la fuerza moral del Presidente.

Ha estado más o menos bien acompañándose cuando es necesario de otros expertos en la materia, dando voz a otros personajes y así ofreciendo variedad a los mismos medios. Pero ha estado más o menos mal que tuvo que esperar el anuncio de la Fase 2 (que dejó entrever él en su conferencia vespertina) para que lo hiciera el Presidente al otro día en la tradicional conferencia de la mañana.

Faltan muchas horas de vuelo a este episodio, y lo mejor es estar más o menos conscientes de ello, citando al subsecretario.

@rvargaspasaye

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: