Opinión

DESAPARICIÓN DE PODERES. AFRENTA A GUANAJUATO

Dr. Carlos Díaz Abrego

“La soberanía nacional reside esencial y originalmente en el pueblo. Todo poder dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”. Artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Y el artículo 40 de la carta Magna, dice: “Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática, laica y federal, compuesta por Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior y por la Ciudad de México, unidos en una federación establecida según los principios de esta ley fundamental”.

Los guanajuatenses como todos los demás ciudadanos de las otras entidades federativas, tenemos el derecho libre y soberano de elegir a nuestros gobernantes del partido que fuera. Guste o no, en Guanajuato ha imperado en los últimos 27 años la voluntad de millones de ciudadanos en elegir candidatos del Partido Acción Nacional para el gobierno del estado.

Guanajuato y sus diversos gobiernos estatales y municipales del PAN han creado toda una infraestructura y desarrollo en todos los ordenes de la sociedad: la economía, la educación, salud, atracción de inversiones, etc, etc. Por supuesto que aun hay muchísimo que hacer y seguir construyendo, ahí están los datos oficiales del INEGI respecto a Guanajuato en su contribución al concierto federal.

El tema de seguridad y procuración de justicia que nos lastima y preocupa a los guanajuatenses es un grandísimo problema que ha sido y continúa siendo la gran asignatura pendiente para las autoridades locales. Sin embargo, el problema de inseguridad que vivimos en Guanajuato tiene que ver con una ola de delitos del fuero federal, que de acuerdo a la propia carta Magna le corresponden al gobierno federal atender: robo de hidrocarburos y delincuencia organizada.

Guanajuato no es el único estado de la república que vive una ola de violencia y delincuencia desatada y dispersa en todo su territorio. Todos los días sin fallar, los diversos medios de comunicación narran la barbarie que vive Veracruz, Morelos, la CDMX, Puebla, Chiapas, Tabasco, Michoacán, Estado de México, Tamaulipas, Nuevo León, Tamaulipas, Sonora, Sinaloa y muchos otros más. Sin embargo, los senadores de MORENA no piden la desaparición de poderes de esos estados, solo de Guanajuato y Tamaulipas por el tema de la violencia. ¿Por qué?

La desaparición de poderes es una facultad que tiene el Senado de República para: ”Declarar, cuando hayan desaparecido todos los poderes constitucionales de un Estado, que es llegado el caso de nombrarle un gobernador provisional….” Esta norma constitucional se ha empleado a lo largo de la historia por razones políticas: en contra de gobernadores indisciplinados que no acatan las instrucciones del gobierno federal, para eliminar enemigos políticos o para suprimir gobernadores que no son del mismo partido político del presidente en turno.

Este precepto constitucional ha sido aplicado en los siguientes gobiernos de la República: Adolfo de la Huerta, 16 veces; Lázaro Cárdenas del Rio, 8; Calles y Portes Gil, 7; durante Obregón, 6; Venustiano Carranza, 4; durante Ávila Camacho, 3; Echeverría, 2; Ruiz Cortines, López Mateos y Díaz Ordaz, 1 y Miguel de la Madrid, 2 veces la aplicó.

Las entidades federativas donde más se ha aplicado dicha fracción son: Morelos, 8 veces; Guerrero, 6; Tamaulipas , Jalisco y Guanajuato, 5 veces; Puebla y Durango, 4; Veracruz, Nayarit, Sonora San Luis Potosí y Colima, 3; Campeche, Yucatán, Tabasco, Sinaloa y Chiapas, 2; y una vez, Querétaro, Tlaxcala e Hidalgo.

Hay que recordarle a nuestras senadoras de MORENA por Guanajuato, que los senadores actúan como representantes de la nación cuando se discute un asunto de alcances nacionales, y actúan como representantes de su estado cuando se discute un asunto relativo o concerniente a esa entidad federativa. De tal suerte, que al no hacerlo así y sumarse al egoísta y frívolo interés de su partido político MORENA, para tratar de romper con la democracia y voluntad del pueblo de Guanajuato que eligió al actual gobierno constituido; la soberanía popular puede pedir juicio político ante tan alta traición.

¿No cree usted? ¿Y porque Guanajuato? Será que fue el único estado donde perdió López Obrador, donde el PAN gano 15 distritos electorales federales de 15 y 21 distritos locales de 22 y la mayoría en el Congreso Local. MORENA quiere ganar lo que perdió en las urnas, simple y sencillamente porque la voluntad del pueblo eligió otro partido distinto al del presidente de la República.

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: