Opinión

CUENTO AL MINUTO

CUENTO AL MINUTO 15: Gatos

Tenía tres gatitos y luego dos. Eso pasa porque los gatos son curiosos e impertinentes. No piden permiso para nada. De algún modo, aún seguía con perturbación al recordar cómo fue. Pero, ¿qué era peor? ¿Que muriera del golpe por la caída del balcón o ahorcado luego que lo atrapó con la cuerda? Una noche soñó que el minino difunto le hablaba, pero lo hacía en chino mandarín, así que no entendió nada. Otra noche, al dormir caía por el balcón y el gato le daba un zarpazo que le desangraba antes de tocar el suelo. Tuvo otros varios sueños, y luego de un tiempo consultó con sacerdotes, consejeros, sicólogos, incluso con curanderos para saber qué hacer. Hasta que una bruja le dio un brebaje que lentamente le convirtió en gato.

 

Fotografía atribuida a Roberta Spanò, llamada “Punto de vista”.

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: