Opinión

CON SÓLO 16 AÑOS ES CONSIDERADA UN PELIGRO MUNDIAL

#EnPlanDeVuelo
Fabiola Lara García

El discurso de Greta Thunberg, el cual fue tema central la semana pasada en este espacio, repite porque polarizó de tal manera al público que hasta algunas celebridades del espectáculo se subieron a descalificar a esta chica.

Una tormenta de insultos y teorías de la conspiración nos aterriza a la realidad del público de los medios y redes sociales: Nadie pone atención a la causa de su enojo. En su respuesta a la pregunta ¿cuál sería tu mensaje?, ella responde “mi mensaje sería que los estamos observando”.

En el video se escuchan las risas de los presentes. No la tomaron en serio y Greta se da cuenta por eso su gesticulación iracunda, llena de frustración.

Desgraciadamente para ella, la audiencia no la toma en serio por ser tan joven. Como si eso fuera un defecto, y nadie le da valor a su enojo. Ven a Greta como una muñeca exótica en aparador o peor aún, un títere de grandes corporaciones y conspiraciones corporativas a gran escala.

¿Y su mensaje central?
Olvidado entre polémicas, insultos y risas.
¿Qué pidió Greta en su famoso discurso?

Consciencia, acción y políticas públicas frente a la emergencia del cambio climático. Sólo eso.

Desafortunadamente, para mucha gente su enojo es una actuación. Según leí en redes sociales, éste sólo puede ser producto de la manipulación, de la mentira. En redes la acusan de ser falsa, sin darse cuenta de que el poder emocional viene de que Greta es intolerante a la incongruencia y, de hecho, ha dejado de viajar en avión por principio. Por eso, desde la tranquilidad de conciencia puede preguntar una y otra vez a los líderes del mundo: ¿cómo se atreven a no hacer nada ante la catástrofe ecológica?

El discurso quizás no es lo más espectacular de la historia pero contiene elementos poderosos y eso se demuestra en las reacciones insistentes y virulentas que ha suscitado.

Una mujer que sabe decir las cosas de una manera tan poderosa, siempre es considerada una amenaza. Eso no es nuevo. Pero da tristeza ver que para muchos maduros que toman decisiones que afectan la vida de muchos, vean en una activista de 16 años un peligro; mientras frente a sus ojos están los verdaderos peligros que están acabando con el mundo.

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: