Opinión

Cada compra puede ser un Buen Fin

INGENIERÍA DE SIGNIFICADO

Víctor Hernández Estrella

El buen Fin busca reactivar la economía fomentando el consumo, pero sobre todo mejorar la calidad de vida de las familias mexicanas con el poder del consumo que da comprar con los mejores precios del año aquellos artículos que tenían postergada su adquisición; este poder como consumidores nos da la facultad de establecer las condiciones de demanda (Michael Porter), que con base en leyes de teoría económica también nos permite especular sobre los precios si, por ejemplo, somos consumidores habituales de tiendas específicas de ropa, sabemos que entre los meses de enero y febrero o junio y julio podemos aprovechar las rebajas para comprar aquella prenda que fue de nuestro agrado, pero preferimos esperar a que baje de precio, aún con el riesgo de encontrarla agotada.

Doña Enriqueta me dio esa valiosa lección un día que daba un curso sobre el Índice Nacional de Precios al Consumidor, y que explicaba cómo, con base en herramientas de análisis como el Simulador de inflación, cada familia mexicana tiene una diferente alza de precios, ya que algunos productos aumentan, otros se mantienen y los menos bajan de importe con relación al año anterior; “eso que usté pone con sus grafiquitas y sus numeritos yo ya lo sabía Licenciado, mire, cuando voy al tianguis, primero lo recorro de ida y me fijo en los precios que bajan o que suben, entonces de regreso yo ya sé qué voy a hacer de comer toda la semana, y dónde y qué voy a comprar, porque de poquito en poquito, se ahorra mucho”; dicho sea, comprar inteligentemente hace que cada compra tenga un buen fin.

1 Comentario

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: