Opinión

El affaire Poniatowska-Jichitecas-Quadratin Oaxaca

Rafael G. Vargas Pasaye

La modernidad de las redes sociales ha escrito un nuevo capítulo con el entramado Poniatowska-Juchitecas-Quadratin Oaxaca, a estas alturas por muchos conocido.

Primero los hechos. La afamada escritora amada por muchos y no amada por otros tantos fue a Oaxaca y participó en un evento como en muchos otros donde ha estado y dijo en esa reunión, en el Colegio de Bachilleres, lo que la Agencia de noticias signó: «las juchitecas que he visto están por las cervezas bien panzonas y mensas» (lo vi y escuché en el video que también muchos vieron).

Muchos medios (la mayoría sin darle el crédito a la agencia) replicaron la nota con singular alegría pues era una de esas que tiene tintes de volverse viral: una famosa escritora, un lugar que acaba de pasar por una desgracia natural (sumada a las muchas otras en su pasado), una frase desafortunada y tal vez retomada fuera de contexto, una jornada con notas tranquilas y por lo tanto poco ruido para su tránsito natural de un lado a otro (aunque ese día en Oaxaca también hubo movimiento).

El debate en redes no se hizo esperar, las declaraciones de todos lados llovieron, algunos descalificando a la escritora, otros a la agencia, incluso en un acto de mal tino el llamado Gran Diario de México, El Universal, señaló que la agencia de noticias transcribió “de manera incorrecta”, cuando todos hemos visto cómo ellos por sus prisas han subido a su web notas erradas, con faltas de ortografía o de plano sin sustento, afortunadamente no la mayoría.

La escritora incluso salió al paso (paréntesis necesario, lo hizo en la plataforma digital Facebook, la era moderna nos hace a todos voceros en algún momento) y aceptó lo que dijo, incluso comentó “Si es más noticia un comentario sobre la gordura de las mujeres y resulta más importante que toda la situación política de nuestro país después de los dos sismos que acabamos de padecer- Oaxaca en particular- me parece que mi comentario solo sirve de distractor inflado de mala fe”.

Por supuesto que no perdió oportunidad para llevar el tema a la arena política: “En estos tiempos que anteceden a la elección del 2 de julio de 2018, se exacerban los ánimos y las susceptibilidades”, quizá es allí donde crecen sus opositores, al entrar al terreno electoral y tal vez no por ella sino por la causa que defiende.

De paso nos hizo recordar (en mi caso en la memoria amplia de mi amigo escritor Vicente Alfonso) la crónica “Juchitán de las mujeres” de la hechura de Poniatowska, donde se lee: “Hay que verlas como torres que caminan, su ventana abierta, su corazón ventana, su anchura de noche que visita la luna”.

No será la primera vez ni la última que la hoguera de vanidades de las redes sociales señale a alguien de decir algo con o sin pruebas, y de tratar de dañar al cartero (que en este caso capturó bien el mensaje), pero sí es necesario de nueva cuenta hacer un llamado en medio del clima que vivimos a incrementar nuestras dosis de tolerancia, nos vendría muy bien a todos.

Al inicio comenté un punto que deseo subrayar, para que cobrara tanta relevancia además del personaje se requirió que esas horas estuvieran bajas de noticias relevantes, por eso creció, de otra manera, sin esa combinación quedaría en el anecdotario local lo dicho por quien también hace la voz de Coco en la película del mismo nombre.

Aunque también puede suceder lo contrario, que se requiriera una nota que se esparciera como pólvora y desviara la atención (cual caja china) de algo más importante. Sería bueno revisar y releer qué pasó ese día en Oaxaca y en México.

@rvargaspasaye

www.consentidocomun.mx

Comentar

Click here to post a comment

A %d blogueros les gusta esto: